TOp Globalcaja
Home » Provincia » 2018 un año «cálido y húmedo» en la provincia de Ciudad Real

2018 un año «cálido y húmedo» en la provincia de Ciudad Real

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Castilla-La Mancha, a raíz del análisis de las precipitaciones y de las temperaturas medias registradas en la provincia de Ciudad Real, ha catalogado el año 2018 como un año cálido y húmedo.

Así lo ha explicado la delegada de Aemet en Castilla-La Mancha, Paloma Castro, en el blog de la agencia en el que ha hecho un balance del año 2018 desde el punto de vista climatológico en la provincia de Ciudad Real.

Castro ha asegurado que 2018 ha tenido diferencias significativas con respecto a 2017, catalogado como un año seco y cálido, y que la temperatura media anual ha sido de 15,7 ºC, por encima de los 15,6 ºC de media anual normal para la serie 1981-2010, que le hace ser un año normal, con una anomalía cálida de +0,1 ºC.

Al revisar las temperaturas por meses ha observado una anomalía fría de enero a junio, a la que le ha sucedido una anomalía cálida hasta septiembre y normalidad de octubre a diciembre.

En cuanto a precipitaciones, el 2018 ha sido húmedo al haberse registrado 524 litros/m2 de media, valor por encima del normal de la precipitación anual en Ciudad Real, que es de 352,0 mm (en la serie 1981-2010).

El mes de precipitaciones más abundantes fue marzo, con 150,6 litros/m2, mientras que de enero a mayo la precipitación fue mayor de la normal y julio y agosto fueron meses secos, al igual que diciembre, y agosto, septiembre, octubre y noviembre, por contra, fueron meses húmedos.

Castro ha recordado que para la zona de Ciudad Real más importante que los temporales de Levante es el paso de las borrascas atlánticas que llegan llenas de precipitaciones a la zona.

En 2018 fueron importantes los efectos de la borrasca ‘Emma’ a finales de febrero y las sucesivas borrascas en marzo (‘Félix ‘, ‘Giselle’ y ‘Hugo’) que contribuyeron a aumentar notablemente la precipitación.

La delegada de la Aemet ha explicado que desde antes del paso de estas borrascas los valores mensuales de precipitación de enero de 34,6 litros/m2 ya estaban por encima del valor normal de ese mes.

Por meses, en febrero se acumularon 49,8 litros/m2, en marzo 150,6 litros/m2, en abril unos 51,4 litros/m2 y en mayo 76,4 litros/m2. «Esta tendencia desaparece en los meses de verano, junio, julio y septiembre, pues llueve muy poco en agosto y septiembre y, en julio no llueve», ha añadido.

Ha ampliado que en el mes de octubre se registraron unos 65 litros/m2, valor superior a lo normal, y en noviembre la precipitación acumulada fue de unos 67,6 litros/m2.

Las precipitaciones, ha destacado la delegada de la Aemet, tuvieron un impacto positivo en el volumen de agua embalsada en Ciudad Real que en 2018 superó ampliamente los valores de 2017 y los de 2016, pero «en ningún caso alcanzaron los niveles de la media de los diez últimos años».

El años 2018 Ciudad Real acabó con unos 280 hm3 de agua embalsada, lo que supone un 54,9 % de la capacidad de la provincia de Ciudad Real, valor muy por encima del volumen de agua embalsada en 2017 que fue de 131 hm3, «aunque estos datos están por debajo de la media de los diez últimos años, que fue de 314 hm3», ha completado.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*