TOp Globalcaja
Home » Provincia » El acusado de abusar sexualmente de una empleada en Piedrabuena cree que las pruebas demuestran su inocencia

El acusado de abusar sexualmente de una empleada en Piedrabuena cree que las pruebas demuestran su inocencia

El gerente de una empresa de Piedrabuena, J.L.M., de 64 años de edad y acusado de abusar sexualmente de una empleada ha declarado en su última palabra que el argumentario de su abogado demuestra su inocencia y que las pruebas «van en esa dirección».

Así se ha expresado en el juicio que se ha celebrado este miércoles en la Audiencia Provincial de Ciudad Real y que ha quedado visto para sentencia.

Un juicio en el que la defensa ha pedido la absolución del acusado basándose en que toda la argumentación de la acusación se realiza con posterioridad a la fecha del despido. «Antes no hay nada porque es todo mentira», ha manifestado tras el juicio.

Antes, ante la sala, ha explicado que en una primera denuncia fue por acoso laboral, justo después del despido, y ya posteriormente es cuando realiza la de por abuso sexual.

Sobre el episodio de los toros y en la Feria de los Sabores, se alega que fueron «provocaciones» de la empleada, que en la segunda ocasión «solicita un agravamiento de la medida de alejamiento, es decir, el destierro» y ha argumentado que como con dos quebrantamientos no es suficiente, es cuando «habla de la introducción del dedo en la vagina», un hecho del que no se ha presentado ninguna prueba, solo la de la cistitis, un proceso infeccioso «que no se produce a una hora del tocamiento».

«NO ES LA PERSONALIDAD DE ALGUIEN QUE HA SUFRIDO ABUSOS»

Otro de los argumentos ha sido el de la personalidad de la denunciante. «No es la personalidad de alguien que ha sufrido abusos», ha asegurado y se ha basado en el informe encargado desde la defensa en el que la califica de narcisista.

«Es muy calculadora, todo lo contrario a lo que la victima nos quiere hacer ver», ha indicado, para calificar de «muy significativas» las fotos de una comida de un mes antes del despido.

Además ha querido desmotar la imagen que ha dado la acusación particular y el fiscal del acusado como un jefe déspota.

La acusación particular, por su parte se ha mantenido en la petición de ocho años de prisión, ya que ha considerado probado el acceso carnal.

«NO HA HABIDO TENDENCIA A MAGNIFICAR»

Ha explicado que el testimonio de la víctima ha sido definido por el equipo psicosocial de «claramente veraz y altamente creíble», ya que en su opinión no ha habido tendencia a magnificar.

Ha criticado la imagen que se ha querido dar del acusado como «un magnifico empresario que recibe premios en su pueblo». «En cambio, el episodio del despido es ilustrativo», ha añadido haciendo referencia al que el motivo fue que la empleada se negó a ir a limpiar a la casa particular del empresario.

«No es el dueño y señor, está sujeto a unos normas y si pide algo ilícito no puede despedir por ello», ha señalado, para considerar fundamentales para corroborar la declaración de su cliente la realizada por la compañera de trabajo despedida con ella y la de la médica de atención primaria.

Además ha calificado de muy parciales los informes de los psicólogos presentados por la defensa.

En lo único que ha diferido de la Fiscalía ha sido en la responsabilidad civil, por la que pide una mayor cantidad, por una de las secuelas producidas por lo sucedido es la imposibilidad de la denunciante de poder acceder al mercado laboral.

Un hecho que le impide tener ingresos, además la situación ha provocado que se haya tenido que ir del pueblo.

La Fiscalía se ha ratificado, finalmente en la petición de pena de prisión de ocho años ha utilizado argumentos similares a los de la acusación particular.

Ha considerado que existen numerosas «corroboraciones periféricas» que lo abalan y ha hecho especial mención al informe del equipo psicosocial en el cual califican el relato de la denunciante como altamente compatible con una experiencia real vivida.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*